La turismofobia o rechazo al turismo está empezando a despertar las alarmas en Canarias, pero ¿estamos entendiendo bien este fenómeno?