fbpx
La Economía Solidaria: Un Compromiso Transformador

La Economía Social y Solidaria, un movimiento transformador de la sociedad desde sus cimientos.

La Economía Solidaria es mucho más que un sistema económico alternativo; es un movimiento que busca transformar la sociedad desde sus raíces. En el corazón de este movimiento se encuentra la Carta de Principios de la Economía Solidaria, un documento que establece los valores y compromisos fundamentales que guían las acciones de sus participantes.

Origen y Evolución de la Carta de Principios

La primera versión de la Carta de Principios fue elaborada en 1995 por REAS (Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria), y desde entonces ha sido revisada en 2000, 2011 y recientemente en 2022. Esta última actualización responde a los cambios tanto locales como globales, así como a las demandas de un enfoque más feminista y ecologista en el movimiento.

Principios Fundamentales de la Economía Solidaria

La Carta de Principios establece una serie de principios (seis principios) que caracterizan a la Economía Solidaria:

  1. Autogestión y Democracia Participativa: Las organizaciones y empresas solidarias se gestionan de manera democrática, dando voz y voto a todas las personas involucradas en la toma de decisiones.
  2. Solidaridad y Cooperación: La solidaridad y la cooperación son valores centrales, fomentando la colaboración entre sus miembros y con otras organizaciones afines.
  3. Equidad y Justicia Social: Se promueve la igualdad de oportunidades y la distribución justa de recursos, combatiendo la desigualdad y la exclusión social.
  4. Sostenibilidad Ecológica: Se busca minimizar el impacto ambiental de las actividades económicas, promoviendo prácticas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.
  5. Compromiso con la Comunidad: La Economía Solidaria se centra en satisfacer las necesidades de la comunidad, priorizando el bienestar de las personas y el entorno.

Desafíos y Compromisos Futuros en la Economía Solidaria

La Economía Solidaria se enfrenta a desafíos como la economía capitalista a la que estamos sometidos en la actualidad, la desigualdad social y la degradación ambiental. Sin embargo, se compromete a seguir luchando por un modelo económico y social más justo, equitativo y sostenible.

I. La Equidad: Un compromiso con la justicia y la diversidad

La equidad va más allá de la igualdad. Implica reconocer y considerar la igualdad de oportunidades, condiciones y trato, así como establecer un reparto justo de obligaciones, recursos y responsabilidades. Es un valor que garantiza el derecho de toda persona a vivir una buena vida, respetando su diversidad y singularidad.

Fomentar la equidad significa garantizar que nadie esté sometido a relaciones basadas en la dominación, sea cual sea su condición. En la Economía Solidaria, incorporar el principio de equidad fortalece su carácter transformador e inclusivo, priorizando la construcción de espacios habitables donde se cuestionen los privilegios y se reconozca la diversidad.

El compromiso con la equidad implica a todas las personas y estructuras de la sociedad, así como sus relaciones con otras entidades sociales. Se trata de un criterio de relación con la sociedad en su conjunto, priorizando la igualdad de derechos y oportunidades para todas las personas, especialmente aquellas en situación de vulnerabilidad.

Propuestas para Desarrollar la Equidad:

  • Promover relaciones de reciprocidad y apoyo mutuo.
  • Garantizar un reparto equitativo de tareas y responsabilidades.
  • Valorar éticamente los bienes y servicios, facilitando su acceso para todos.
  • Incluir a personas en situación de vulnerabilidad mediante acciones positivas y desarrollo de capacidades.
  • Transformar las estructuras de gobernanza para garantizar una participación libre y equitativa.

II. Trabajo digno: más allá de un empleo

El trabajo va mucho más allá de un simple empleo. Es toda actividad humana que sostiene la vida, se trata con cuidado y se reproduce para el presente y el futuro. Este principio reconoce los trabajos en plural: productivos y reproductivos, remunerados y gratuitos, profesionales y voluntarios.

El trabajo se entiende como una actividad orientada al desarrollo de capacidades y al empoderamiento individual y colectivo. Cobra especial importancia el trabajo de cuidados entre las personas, comunidades y con el planeta.

La Economía Solidaria promueve un empleo digno, saludable y emancipador, basado en la cooperación, la equidad salarial y el derecho a participar en la propiedad y la toma de decisiones. Este tipo de empleo se dirige a producir bienes y servicios socialmente útiles de manera equitativa y sostenible.

Para superar las dinámicas de empobrecimiento crónico y precarización vital, las iniciativas de la Economía Solidaria ofrecen recursos y tiempo para disfrutar de vidas dignas. Se fomentan cooperativas, autogestión y transparencia, garantizando el desarrollo de capacidades personales y la creación de empleo estable y de calidad.

Propuestas para Desarrollar el Principio del Trabajo Digno:

  • Fomentar el reparto equitativo de todos los trabajos.
  • Promover una nueva organización social de los cuidados.
  • Impulsar iniciativas sociales que promuevan la solidaridad económica.
  • Garantizar el acceso a oportunidades laborales y sociales para todas las personas.
  • Desarrollar un empleo decente e inclusivo.
  • Construir organizaciones corresponsables con la sostenibilidad de la vida.
  • La Economía Solidaria aboga por un enfoque integral del trabajo, donde se reconozca su valor en todas sus formas y se promueva el bienestar individual y colectivo. Es un llamado a construir una sociedad más justa, equitativa y sostenible.

III. Sostenibilidad Ecológica: Compromiso con el Planeta

La Economía Solidaria reconoce que toda actividad humana es ecodependiente y, por lo tanto, asume la responsabilidad de convivir positivamente con el entorno natural y mantener su riqueza para las generaciones presentes y futuras. Este principio sitúa a la naturaleza como sujeto de derechos, priorizando la salud del planeta y la sostenibilidad de la vida.

Ilustración de hojas y naturaleza. Representa la sostenibilidad ecológica y el compromiso con el planeta.

La Economía Solidaria aboga por una reducción del consumo de recursos materiales como respuesta a la explotación excesiva de los recursos naturales y el daño a los ecosistemas. Se compromete con el cambio hacia un modelo que prioriza el bienestar y la preservación del planeta, tomando inspiración de las perspectivas de comunidades que han vivido en armonía con la naturaleza.

Así, fundamenta su compromiso con la sostenibilidad ambiental en principios de justicia y solidaridad a escala global. Propone un nuevo enfoque económico que protege tanto la vida humana como la del planeta, donde la equitativa distribución de recursos es fundamental.

Propuestas para Desarrollar el Principio de la Sostenibilidad Ecológica:

  • Desarrollar modelos de producción, distribución y consumo conscientes y responsables.
  • Reducir, reparar, recuperar, reutilizar y reciclar materiales y recursos para limitar el impacto ambiental.
  • Impulsar relaciones económicas basadas en criterios de justicia ambiental y social.
  • Promover una cultura regenerativa que restaure los ecosistemas y ciclos naturales del planeta.
  • Fomentar prácticas ambientales alternativas en ámbitos como la vivienda y el urbanismo.
  • Practicar la agroecología y promover la soberanía alimentaria como estrategias de transformación del sistema alimentario.
  • Impulsar una transición energética justa hacia un modelo sostenible y promover la soberanía energética a través de modelos cooperativos de energías renovables. Nosotros formamos parte de una cooperativa energética, te contamos más aquí.

IV. Cultura de Cooperación: Fortaleciendo la Solidaridad y la Democracia

La Economía Solidaria abraza la cooperación como antídoto al individualismo y la competencia del capitalismo. Esta perspectiva promueve la autoorganización basada en el apoyo mutuo y la solidaridad, buscando satisfacer necesidades y alcanzar el bien común. Tejiendo redes de cooperación, se fomenta una agenda colectiva transformadora y se crean espacios que promueven la democracia directa y la ética de la participación.

Los procesos de cooperación fomentan la corresponsabilidad, el trabajo colaborativo y la deliberación colectiva. Estos valores y prácticas son esenciales para construir organizaciones e iniciativas alternativas, así como para desarrollar un modelo socioeconómico igualitario y solidario. La cooperación hereda el legado del mutualismo y el cooperativismo, promoviendo estrategias colectivas basadas en compartir conocimientos y recursos.

Propuestas para Desarrollar el Principio de la Cooperación:

  • Favorecer la cooperación sobre la competencia tanto dentro como fuera de las organizaciones.
  • Impulsar modelos de gobernanza democráticos que promuevan la autonomía y el empoderamiento.
  • Generar espacios de participación inclusiva para todas las personas involucradas.
  • Fomentar relaciones de trabajo en red basadas en la confianza mutua.
  • Promover estrategias para favorecer la intercooperación entre entidades y fortalecer su dimensión económica.
  • Diseñar herramientas de intercooperación en la producción de bienes y servicios.
  • Participar en campañas e iniciativas comunes para ampliar la capacidad de incidencia.
  • Articular redes de organizaciones para su despliegue en todos los ámbitos, local, regional e internacional.

V. Reparto Justo de la Riqueza

Cuestionar el pensamiento económico predominante y abogar por una economía al servicio de las personas y del planeta es otro de los objetivos en los que se fundamenta la Economía Solidaria. Defiende una concepción alternativa e integral de la riqueza y su distribución de manera corresponsable.

La riqueza se entiende como un conjunto de elementos materiales, sociales, culturales y naturales que determinan la capacidad de una comunidad para satisfacer las necesidades de sus integrantes a lo largo del tiempo.

Las prácticas asociativas como el cooperativismo, el comercio justo o las finanzas éticas generan y distribuyen esta riqueza integral a través de iniciativas autónomas y sostenibles. Esto promueve modelos socioeconómicos más equitativos y sostenibles, facilitando la creación de trabajos socialmente necesarios, inclusivos y de calidad.

Este principio también llama a promover un consumo crítico y consciente, así como una educación económica y financiera alineada con los valores de solidaridad y justicia social.

Propuestas para Desarrollar el Principio de Reparto de la Riqueza:

  • Reinvertir los excedentes para fortalecer y hacer crecer las propias organizaciones.
  • Apoyar iniciativas colectivas que generen cambios significativos y fomentar la solidaridad dentro de las comunidades.
  • Invertir en proyectos que beneficien tanto a la sociedad como al medio ambiente.
  • Establecer y mantener un sistema financiero ético y colaborativo, basado en la transparencia y la participación de todos los involucrados.
  • Utilizar herramientas de medición y análisis para garantizar una gestión democrática y transparente de los recursos.
  • Integrar los procesos de producción, distribución, financiación y consumo en el Mercado Social para potenciar el impacto positivo de la Economía Solidaria y sus organizaciones.

VI. Compromiso con el Entorno: Crear Relaciones Solidarias, Valiosas y Transformadoras en la Economía

El compromiso con el entorno en la Economía Solidaria implica estar conectado y comprometido con el lugar donde vivimos y trabajamos. Esto implica colaborar con otras personas y organizaciones en nuestra comunidad para mejorar nuestras vidas y el entorno que nos rodea.

Imagen de compromiso con el entorno. Diversidad de culturas en la economía solidaria.

Este compromiso también implica valorar y respetar la diversidad de personas y culturas en nuestra comunidad. Es importante reconocer y ayudar a aquellos que pueden estar en una situación difícil, trabajando para incluirlos y mejorar sus vidas a través de la Economía Solidaria.

Es esencial también tener en cuenta las necesidades y realidades sociales y territoriales de nuestra comunidad. Al centrarnos en las personas, en su bienestar y en apoyar los procesos comunitarios locales, podemos crear un entorno más saludable y sostenible para todos.

Propuestas para Desarrollar el Principio de Compromiso con el Entorno:

  • Establecer relaciones colaborativas y equitativas entre la Economía Solidaria y el entorno.
  • Comunicar claramente los objetivos y resultados de la Economía Solidaria al entorno.
  • Valorar y utilizar los recursos del territorio para un desarrollo endógeno.
  • Mejorar el entorno con propuestas de la Economía Solidaria.
  • Identificar necesidades y desigualdades para promover alternativas.
  • Participar en redes y movimientos sociales locales.
  • Fomentar la participación activa y la construcción colectiva en la comunidad.
  • Promover prácticas eco-feministas y combatir la discriminación.
  • Revalorizar el ámbito rural y conectarlo con el urbano.
  • Influenciar en políticas públicas para el buen vivir en los territorios.

En resumen, la Carta de Principios de la Economía Solidaria es fundamental para mejorar nuestras comunidades y el planeta. Estos principios no son solo palabras, sino que son la base de todas las acciones que realizan las organizaciones de la Economía Solidaria. Se comprometen a cumplirlos y evaluarlos constantemente para mejorar. Así, se promueve la transparencia y se demuestra el compromiso real con estos valores.


En la Fundación Canarina apostamos firmemente en esta forma de ver la vida y de funcionar, y esperamos que más personas y organizaciones se unan a estos principios para fortalecer el movimiento de la Economía Solidaria.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más entradas

Canarias Palante

Canarias Palante

Colectivos vinculados al 20A de todas Canarias inician un proceso de recogida de propuestas para el cambio de modelo e instan al Gobierno a crear una mesa de negociación

Enemiga del Turismo según Rafael Mesa

Enemiga del Turismo según Rafael Mesa

Dirigimos este escrito al Sr D. Rafael Mesa que ha dedicado un par de publicaciones en la red social Linkedin a nuestra entidad, Fundación Canarina, apodándola “Enemiga del turismo”

Turismofobia en Canarias

Turismofobia en Canarias

La turismofobia o rechazo al turismo está empezando a despertar las alarmas en Canarias, pero ¿estamos entendiendo bien este fenómeno?

El Palm Mar: grafitis en contra de la masificación turística

El Palm Mar: grafitis en contra de la masificación turística

El pueblo de El Palm Mar, situado en el sur de la isla de Tenerife, amaneció el pasado domingo 3 de marzo plagado de “grafitis” con decenas de mensajes que acusan el hastío que está experimentando la población local ante la masificación turística que sufre la isla.

¿Qué pasa con los pellets en Canarias?

¿Qué pasa con los pellets en Canarias?

Los pellets son microesferas de menos de cinco milímetros empleadas como base para fabricar productos de plástico.
El Gobierno de Canarias ha lanzado una prealerta por la llegada de pellets a las costas del archipiélago. Y nos preguntamos ¿Qué pasa con los pellets en Canarias?